ideas disfraces caseros para halloween | disfraces originales

buscar ideas

ideas disfraces caseros para halloween

enlaces patrocinados .

 

kids_princess_zipper_face_costume

 

 

Disfraces originales caseros de Halloween

  • Disfraz de bruja. Éste es uno de los disfraces más típicos. Los materiales que necesitarás son:
    Para el pelo: necesitas una peluca larga en color negro o blanco.
    Ropa de color negro aunque puedes imprimirle algo de color o adornos como, por ejemplo, estrellas de colores. La falda negra para este disfraz ha de ser larga.
    Para el calzado puedes lucir zapatos o botas, pero preferiblemente negros. Entre los complementos para el disfraz de bruja no pueden faltar una escoba y un sombrero puntiagudo.
  • Disfraz de zombi. Para lucir como una verdadera muerta viviente vas a necesitar:
    Un pantalón muy viejo y sucio. Si no lo estuviera mánchalo con pintura y rómpelo si fuera preciso, haciéndole unos cortes con una tijera desde la parte inferior de cada pierna hasta la parte superior. En cada una de las partes en las que se deje entrever la piel puedes pintarte de rojo para que parezca que sangras.
    También necesitarás una camiseta blanca y del mismo que has procedido con los pantalones deberás actuar con la camiseta.
    Respecto al calzado, puedes lucir botas o zapatos de color negro o, incluso, zapatillas de deporte, pero lo más viejas posibles.
    Para el maquillaje de la cara necesitarás un color amarillento; por su parte, las ojeras las tendrás que pintar en tono oscuro y los labios rojos para simular haber tomado sangre.
    El pelo has de cardarlo todo cuanto puedas y añadirle talco. Si además te atrevieras puedes echarte unas gotas de ketchup en el cabello para simular la sangre seca.
  • Disfraz de momia. Éste es también uno de los disfraces clásicos de Halloween. Entre los materiales que vas a necesitar se encuentran:
    Ropa clara y ceñida al cuerpo.
    Vendas para cubrir todo tu cuerpo.
    Maquillaje o pintura para imprimir a tu rostro el color blanco propio de una momia. Una vez que te hayas pintado, véndate la cabeza y oculta las orejas con las vendas.
    Usa unas zapatillas viejas y cúbrelas también con vendas o trapos viejos. Deja las vendas de tu cuerpo un poco sueltas para arrastrarlas. Esto imprimirá a tu look un efecto terrorífico.
  • Disfraz de fantasma. Terminamos con uno de los disfraces de Halloween caseros más fáciles de hacer.
    Necesitarás una sábana blanca que te cubra todo el cuerpo e, incluso, que arrastre especialmente por la parte trasera.
    A la altura de la cara deberás dibujar dos ojos y una boca, recorta el dibujo resultante con una tijera.
    Para completar el disfraz deberás hacerte con una cadena y una bola al final de juguete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares